Poema para el 14 de febrero: Tú me cambiaste la vida



Nena:
son tus ojos café mi luna llena
y tu sonrisa niña, mi colmena.

Amo ver tu cabello volar con la brisa
mientras persigo tu silueta,  como un niño a las mariposas.

Eres la expresión profunda de la primavera
y en ti, yo tengo la canción que a mi mundo llena.

Tú alientas mis latidos, con tus labios acróbatas,
con la danza fugaz de tus caricias perfectas.

Cada tarde, en tu voz yo tengo mi canción romántica
mi ritmo latino y mi sol de  playa mediterránea.

Tú me cambiaste la vida 
cuando llegaste a mi mundo a regalarme tu sonrisa.
Con un abrazo tuyo en el parque y la sonrisa de las estrellas,
le pedí al cielo, que fueras siempre mi compañera.

Como los arrecifes de Tulum, tu hermosura me atrapa
y disfruto dejarme llevar por las olas de tu mirada.

Quiero tenerte siempre cerca muy cerca, 
como el mar a la arena y como el sol a la tierra 

Quiero que sepas que cuando sople la tormenta, 
quiero ser ese abrazo que te abrigue el alma
y esa voz susurrante que te traiga la calma.

Y cuando lleguen los días grises de otoño
y las lluvias frías de invierno:
Mis brazos serán tu verano y tus besos mi primavera.

Te quiero y en ti yo tengo, mi regalo favorito:
La muñeca perfecta que ama y respira.

Quiero que sepas, que mi vida sólo  está completa, 
si a mi lado siempre van tus huellas.

Este 14 de febrero
y todos los días del año: 
TE AMO.

Mil eternidades



Mi corazón late desesperado.
Vivo de tu voz, de tu sonrisa, del fuego  de tus ojos claros.
Aún no sé como amarte
 y ya tengo miedo de perderte.

Me miras y vuelvo a creer en la vida.
Mi alma está feliz de tenerte cerca.

Quiero mil eternidades para aprender a amarte 
y explorar desde tus dedos, todo el universo.
Déjame besarte y respirar tus cielos errantes
que en tus manos resucito, de mis nostálgicos silencios.

El tiempo se detiene cuando tu belleza me toca.
y disfruto escaparme a tu mundo, cuando te quedas conmigo.
En cada respiro,  te siento cerca, muy cerca, cada vez más cerca. 
Como el mar de la arena, como la música del silencio.

En mis sueños te esperaba antes de conocerte,
como a la algarabía de la primavera en el otoño.
Como a la frescura de las lluvias en el desierto.
Ahora ya no vivo, sino respiro de tus besos.

Mi otra mitad




Llegaste a mis orillas cuando estaba dormido,
llegaste y me di cuenta que eras lo que había soñado.

Llegaste con la brisa, a esparcir tu aroma de primavera,
ahora te respiro y existo, ahora te amo y vivo.

Eres la princesa que vino a darle color a mi historia,
cuando todo era gris, tu renaciste mi sonrisa.

Te veo y vuelvo a enamorarme,
aún no dejo de temblar de emoción, cuando corres a abrazarme.

Atrapaste  mis latidos inundando mis canciones y mis versos.
Con el sol de tu voz iluminas mis silencios.

Amo tu sonrisa niña que me invita insistente a un beso.
Amo perderme en el océano de tus ojos y parar el tiempo.

Quiero ser el que abrigue tu mundo como el sol a la tierra,
quien derrita tus miedos, quien sostenga tu brazo para que no caigas.

Mientras lluevan tus besos como estrellas fugaces
estaré perdido en tus brazos, buscando llenarte de amor a cada instante. 

Te amo y quiero amarte una eternidad
en la paz y en la guerra, en la calma y en la tempestad.

Quiero que seas la protagonista de mi historia,
la que siempre llene mis días con su locura y con su ternura.
Mi complemento, mi otra mitad, quien completa mis sueños.
Eres el regalo perfecto que Dios mandó a mi mundo...

Mi corazón es tuyo, como el sol de la tierra, como el mar de la arena,
déjame tomar tu mano bajo la penumbra, cada vez que la tarde visite tu silueta.

Déjame abrazarte hasta que nos envuelva el cielo 
y ser uno contigo, en un segundo y en un instante infinito.

Te amo.




Te Amo Bebé


Hola Princesa

Hoy quiero confesarte
aunque las palabras no me alcancen:

Que desde que llegaste a mí,
soy el hombre más feliz.

Tú llenas a diario mi historia
con la luz de tu sonrisa.

Me atrapas en tus brazos y soy libre
me pierdo en tu mirada y descubro que el amor existe.

Eres el regalo más bello
que me ha dado el cielo.
En ti encuentro que respiro
que vivo, que resucito...

Te abrazo y mi corazón se acelera
quiero amarte, sin miedo, sin prisa, con todas mis fuerzas

Quiero ser tuyo en un beso
en una canción, en un latido infinito.

Déjame amarte mil años, y en silencio mil años más
que todo el mundo sepa que te amo y que te voy a amar una eternidad.

Porque aunque yo ya no esté, mis huellas 
estarán por siempre junto a las tuyas.

Cariño, mi tesoro, mi vida,
Mi cielo, mi amor, mi chiquita.

Eres mi universo y yo  sin ti nada sería, 
Eres la luz que ilumina mis días... 

Eres mi sueño hecho realidad,
la niña con la aprendí a amar.

Hermosa e intensa como la luna llena.
Son tus besos como el chocolate, como la fruta fresca.

Sólo tú me inspiras poesía
musa de mi versos y de mi sonrisa.

Te amo.
Te amo. Te amo.

En silencio 
y en un millón de versos.

En la luz,  en la oscuridad
En la calma, en la tempestad.

Tesoro de mi corazón
Mi cielo, mi primavera, mi canción.

Quiero curarte siempre las heridas
Y cuidar tus sueños, tus alas de princesa.

Quiero que  sepas que si  te celo es por que te amo y no quiero perderte jamás
solo quiero un mundo contigo, tú eres mi felicidad.

Toma mi mano, vuela conmigo 
y quédate por siempre a mi lado.

Te Amo Bebé...

Ámame


Ámame

Como la madrugada entraste en mi vida, 
a abrigar  mis latidos con el sol de tu mirada.
Capturas con tu sonrisa el vuelo de mis ojos, me atas y me liberas,  me seduces y me amas.
Nunca pensé  que mi historia cambiaría y aquí me tienes loco de amor por ti, como nadie, como nunca.

Cómo me encanta el aroma de tu pelo, perfume de lluvia bajo la luna llena
y el sabor de tus besos, sabor  de  fruta dulce  y fresca.
Mi niña, mi ángel, no sabes como disfruto ver cuando se sonrojan tus mejillas
tiernas, como un mundo en dos,  cuando se extiende, hasta el infinito,  tu sonrisa.

Eres perfecta para mis brazos,  quien completa mi vida, quien me llena.
Estar contigo es como la víspera  de navidad, llena de locura y de magia.
Si estás a mi lado las galaxias me parecen pequeñas y me siento como en las estrellas.
Eres escandalosamente  hermosa como nadie, como ninguna, solo tú me completas.

El ritmo de tu corazón es mi canción favorita, basta un susurro de tus labios y cambia mi día.
Quiero siempre en mi jardín  la  rosa  de tu sonrisa perfumando mi vida..
Y mientras respire,  escribir entre tus brazos, nuestra historia, cada día.
Acompáñeme,  como una  luz en mis silencios, como la lluvia en mis desiertos, como la risa en mi melancolía.

Te amo y se que estas palabras se me quedan pequeñas para expresar
todo lo que siento. Te amo y  si tuviera otras vidas te amaría una eternidad.
Quédate a mi lado, como el silencio de la música, como la arena del mar.
Ámame en un instante infinito y en la inmensidad. Ámame como yo te amo y como nadie más.

Ámame como los mesiversarios  aman vernos juntos hasta ya no respirar.

Mi declaración de amor - (Jorge y Lizbeth)




Hola hermosa

Hoy quiero decirte tantas cosas, 
aunque siento me falten las palabras y me tiemble el alma...

No sabes cómo disfruto, pasar tiempo contigo,
y perderme en tus ojos brillantes café, 
tan tiernos y tan infinitos 
Es como arte de magia... provocar esa hermosa sonrisa niña
que me ha devuelto la esperanza y me llena de alegría.
Me encantas, eres una mujer muy bella:
tan tierna por dentro, tan ángel por fuera.
Contigo... se detiene el tiempo, 
contigo... es más azul el cielo.

Desde aquel momento en que te vi 
mi corazón ya no es el mismo... y no ha dejado de latir por ti.
Desde aquella fiesta, donde se cruzaron nuestras miradas
mis latidos no hacen más que hablar de ti y tu sonrisa.

Un día, te fuiste de aquí... y dolió tanto verte partir, sentí que se me iba la vida.
Pasó el tiempo y aunque no te dije nada, mi corazón cada tarde te esperaba.
Ahora que has vuelto, ha resucitado mi sonrisa
y me he dado cuenta que lo que siento por ti es eterno y no tiene medida.

Es hermoso salir a caminar contigo y disfrutar tu mirada, cerquita, cerquita como la luz del sol
te miro y me doy cuenta que lo que siento por ti: es amor. 
Te admiro. Eres una gran mujer, tú me inspirar a ser mejor cada día.
Te quiero, tú eres mi otra mitad, la que vive en mis sueños, la que completa mi vida.
Quiero una historia de amor contigo, caminar bajo la luna llena de tu mano
correr bajo la lluvia y respirar con la brisa, el aroma de tu pelo.
Quiero que en esa historia, tú seas la protagonista, la que siempre me atrapa entre tus brazos
Ingeniero y Psicologa, tú y yo juntos, hasta el infinito.











Cuando te acuerdes de mí


Cuando te acuerdes de mí, oirás mi voz cantándote bajo la lluvia,
y por más fría que sea la noche, me sentirás cerca,
cerca y fugaz como el viento de la montaña.

Sola, bajo la canción negra y silenciosa de la oscuridad  
tus dedos buscarán los míos en algún recuerdo fugaz
y ahí estaré, junto a ti, dentro de ti, como despertar.

La brisa besará tus cabellos y el olor de flores mojadas, melancólicas,
te hablará de aquellos días, cuando tu sonrisa se aferraba a mi mirada 
y entonces sabrás que amar va más allá  de estar cerca.

Como una lámpara encendida, llena de luz de primavera
Mis poemas llenarán tus dedos de esperanza
Ahí estaré, me sentirás: en mis versos, en mis canciones, en lo que fui cuando me amabas.

Carta de amor para mi novia




Hola preciosa:

Hoy quería recordarte, lo mucho que te amo,

que soy el hombre más afortunado del planeta, 
al tenerte a mi lado y disfrutar ese amor inmenso que tú me das.

Nadie, nadie jamás me ha hecho sentir lo que siento, 

cuando me abrazas y tus labios me tocan.
Tú sonrisa llena mis horas, más que cualquier otra cosa en el mundo, 
y te confieso que soy adicto a ella, 
no puedo dejar de mirarla cuando estoy contigo, 
y no puedo dejar de extrañarla cuando estás lejos.

Eres el mejor regalo que el cielo me ha dado

y bendigo el minuto y el momento en que te encontré. 
Tan hermosa y tan sencilla, tan ángel y tan humana. 

No sabes cómo me encanta la historia que a diario escribimos juntos.

Disfruto estar entre tus brazos y ver sonreír a la luna, 
sentir intensa la caricia del viento y columpiar mis dedos en tus cabellos.

A tu lado puedo oír una canción de amor 

con la brisa entre las hojas de los árboles, 
a tu lado vuelvo a nacer, 
a tu lado soy otra vez ese niño que una vez fui, 
a tu lado me descubro poeta, músico, pintor, entre otras cosas más… 

A tu lado es más fácil respirar, a tu lado es dulce vivir.



Disfruto escuchar mi nombre en tus labios, 

disfruto ver mi rostro en tus pupilas, 
disfruto sentir tus latidos marcar el ritmo de mis besos. 

Te amo y a tu lado me siento completo, 

en ti mis sueños encuentran vida, 
contigo me siento capaz de lograrlo todo.

Quiero que seas siempre mi reina,

la música que me despierte en las mañanas,
el sol que abrigue mis inviernos,
la musa que me inspire más que nada a ser mejor cada día. 

Quiero andar contigo de la mano siempre, 

ver la penumbra, escribirte tantos versos, 
cantarte infinitas canciones de amor. 

Quiero envejecer a tu lado, 

quiero ser quien bese tus arrugas, 
quiero ser quien te abrace cuando haga frío, 
quien sostenga tus manos, 
quiero ser quien enrede los dedos en tus canas...


Recuerda: 

Mi corazón es tuyo, más que mío tuyo, solo tuyo, 
en cada latido, en cada respiro, en cada segundo, tuyo. 

Te amo y quiero amarte toda la vida y más allá de esta vida, 

quiero amarte aun cuando seas un ángel.


Déjame aprender a amarte cada día más. 

Por siempre tuyo. 



Carta de amor para novia


Contigo siempre


A tu lado 
puedo tocar el cielo con las manos.
y sentir que el universo se hace pequeño.

A tu lado
los años se hacen días, los días segundos,
es todo tan corto, que amarte se hace infinito.

Quiero estar contigo 
andar de la mano, perderme en tus ojos...
Y ser tuyo 
como el sol de  la luna y la música del silencio.

Quiero estar contigo,
contigo siempre.

A tu lado 
estoy completo, 
no me falta nada, en ti lo tengo todo.

A tu lado 
se me llena la vida 
y mi alma sueña despierta

Quiero estar contigo 
andar de mano, perderme en tus ojos...
Y ser tuyo 
como el sol de  la luna y la música del silencio.

Quiero estar contigo,
contigo siempre.


Pasión


Ah velero infinito, suaves velas, casco veraniego…
Navegas deslumbrante  en tu mar desbordado, acercándote en silencio...
Mis dedos buzos en ti  sumergen
caricias suaves, escurridizas, despertando la marea, el viento.
Viajaremos  lejos, remaremos juntos, tú y yo,  estas olas
y en su vaivén nos amaremos lento, recio, desmedidamente.
La noche no podrá apagar  la luz de nuestra costa.
Para no morirnos  nos ahogaremos juntos, siempre.
Serás  quien me contenga, en la proa en un beso
y en la popa: derretido  al sol de tus ganas
te navegaré  incansablemente e imperfectamente
como la lluvia a las yerbas sedientas.
Barca de piel en llama, seguiré a tu paso
las burbujas, tu sed, tus estelas indecisas.
En la misma cubierta, en los mismos ojos
donde te amo siempre y me amas sin descanso.

Soñé que estaba dormido en sus brazos


Soñé que estaba dormido entre sus brazos
y que ella jugaba con sus dedos  de seda en mis cabellos.
Sus manos hacían música en mí
y yo volaba como un globo inflado, de amor, por el cielo.
Soñé que despertaba y que al ver su rostro se derretían mis ojos.
Absorto, embelesado
su nombre se asomaba  tímidamente entre mis labios.
Y la amé, la amé como el sol ha amado siempre a la luna.
Desperté y vi la primavera sonriendo en  mi ventana.
Su aroma de rosa virgen me estremecía el alma.
La amé despierto y volví a soñar 
soñé que el amor era eterno, eterno desde que ella me ama. 


Tu mirada es el cielo

Image:tusojosmenamoran.blogspot.com

Tu mirada es el verso de la luna.
Me eleva por los cielos,
como un globo enamorado del viento,
hasta tocar las estrellas;
me llena las horas de magia 
y abre un camino al infinito.
Tu mirada es tan profunda
como el horizonte eterno, 
de un mundo sin fronteras
donde el habitante soy yo.

Tu mirada
es el sol de madrugada,
con su luz sobre mis brazos, 
desparramando vida entre mis huesos, 
desterrando la noche de mis horas.
Tu mirada se parece
a la canción que más me gusta, 
al poema que me llena,
al silencio que me habla, 
al espacio donde vivo.

Tu mirada es el cielo
donde vuela mi poesía.
Tu mirada es el verso
que respira mi sonrisa.

Gracias Dios por este día especial

Moises Vasquez
Moises Vasquez

Gracias Dios, por este día especial.
Gracias por la vida, gracias por tu sueño cumpliéndose  en mí. Gracias por la paz.
Me has dado tanto, que las palabras no alcanzan para decirte lo que siento.
Una rima,  un poema, una canción se quedan pequeños .

Gracias por amarme como nadie más me ama.
Gracias por llenarme como nadie más lo haría.
Han sido tantos días llenos de milagros.
Tu sonrisa, tu abrazo, una canción cada mañana en mis labios.

Me dices que me amas con la gente que me abraza,
y con su sonrisa sincera metiéndose en mi alma.
Me inspiras con la luna mirándome a los ojos
y con tu dulce voz hablándome al oído. 

Dame lo que necesito para agradarte cada día,
para sacarte una sonrisa.
Dame una canción que acelere tus latidos
y una  melodía que endulce tus oídos.

Dame las fuerzas para caminar contigo,
para ser tu hijo y para ser tu amigo.
Quédate conmigo otro año más.
O mejor quédate conmigo una eternidad.

poema de gratitud por un año más de vida

Amo tus enredaderas



Amo.  
Amo tus   enredaderas,
magníficas cadenas 
embadurnadas  de seda.
que atrapan  mis dedos
 y  seducen  mi  alma.
Ah…Tersura encadenante 
que  en tus hombros hace   fiesta
cuando  el cielo sonríe  y  la brisa canta.

Llévame contigo


Canto de gorriones,  sol  de  primavera.
Mirada miel, sonrisa plena.
Mujer de arcilla viva que en mis sueños lates:
con las alas de mis versos, déjame   abrigarte.
Déjame escuchar, contigo,  el aplauso  de la luna…
Deja que te cante suave y sin palabras
el himno dulce  de la madrugada.
Todo lo tienes tú  y todo lo entregas.  
Llévame  contigo y quédate, quédate en mi alma.

Morena


Morena,
cómo derrochas belleza
por  los jardines  marrones  de   mis ojos  plebeyos.
Y  me atrapas  y me llenas
entre risas y susurros, entre música  y silencio.
 Cómo carcome tu sonrisa,
de mi mundo, el vacío.
 Contigo la esperanza
se parece al infinito...
Ah luz de primavera.
Plenilunio y mediodía. 
Ven, traspasa mis orillas
y alúmbrame la vida.
Dame tu mano pequeña y tan sincera.
Abrázame con los versos de tus brazos.
Que fluya de tus labios a mis ojos: la magia.
Y ámame en un instante infinito.

Galatea

ninfa galatea
ninfa

Ah  Galatea!
  Escultura viva que me roba el sueño, que me llena  el alma.
 Fruto de viña joven,  dulzura exuberante.
 Paraíso encandilante,  música de ángel…
Ah  primavera! 
 Hermosura plena.  
  Melodía en llama.
  Sol niño que me abriga el alma…
Cómo llenas mi existencia!
con  tu voz y tu sonrisa.
Como atrapas mis latidos!
de tus pies a tus cabellos.
Me siento rico.
Magnate de tus besos.
Dueño de tus valles y bosques.
Guardián de aquella gruta donde tus joyas escondes…
A tu lado tengo el mundo…
Tú y yo de la mano.
Dos barros fragantes. Compañeros simplemente.

Latidos y alma hasta más allá de la muerte.

Ay mujer



Eres en  mis sueños: el  paraíso.
La tierra donde fluye: la miel, la leche y el  vino,
donde  tus  frutos  de amor matutino,
perfuman uno a uno   mis latidos.
Cómo llena  mi   ser
tu  sonrisa  candela
y el ritmar  de tus dedos
tocando mi puerta.
Ay mujer,  mujer,   amor de   soplo y   tierra.
Diamante perfecto: piedra y luz confundidas.
Tantas horas se inclinan a tus cejas  y esperan
el momento perfecto para amar tus pupilas.
Quiero darte la luna   en la piel   de los  cerros
y,  al  fondo del valle de tu voz y tu fuego,
jugar a ser niño  y perderme en tus dedos,
mientras  llueva en tus alas,  la pasión  de mis versos.