Poema para el 14 de febrero: Tú me cambiaste la vida



Nena:
son tus ojos café mi luna llena
y tu sonrisa niña, mi colmena.

Amo ver tu cabello volar con la brisa
mientras persigo tu silueta,  como un niño a las mariposas.

Eres la expresión profunda de la primavera
y en ti, yo tengo la canción que a mi mundo llena.

Tú alientas mis latidos, con tus labios acróbatas,
con la danza fugaz de tus caricias perfectas.

Cada tarde, en tu voz yo tengo mi canción romántica
mi ritmo latino y mi sol de  playa mediterránea.

Tú me cambiaste la vida 
cuando llegaste a mi mundo a regalarme tu sonrisa.
Con un abrazo tuyo en el parque y la sonrisa de las estrellas,
le pedí al cielo, que fueras siempre mi compañera.

Como los arrecifes de Tulum, tu hermosura me atrapa
y disfruto dejarme llevar por las olas de tu mirada.

Quiero tenerte siempre cerca muy cerca, 
como el mar a la arena y como el sol a la tierra 

Quiero que sepas que cuando sople la tormenta, 
quiero ser ese abrazo que te abrigue el alma
y esa voz susurrante que te traiga la calma.

Y cuando lleguen los días grises de otoño
y las lluvias frías de invierno:
Mis brazos serán tu verano y tus besos mi primavera.

Te quiero y en ti yo tengo, mi regalo favorito:
La muñeca perfecta que ama y respira.

Quiero que sepas, que mi vida sólo  está completa, 
si a mi lado siempre van tus huellas.

Este 14 de febrero
y todos los días del año: 
TE AMO.

Mil eternidades



Mi corazón late desesperado.
Vivo de tu voz, de tu sonrisa, del fuego  de tus ojos claros.
Aún no sé como amarte
 y ya tengo miedo de perderte.

Me miras y vuelvo a creer en la vida.
Mi alma está feliz de tenerte cerca.

Quiero mil eternidades para aprender a amarte 
y explorar desde tus dedos, todo el universo.
Déjame besarte y respirar tus cielos errantes
que en tus manos resucito, de mis nostálgicos silencios.

El tiempo se detiene cuando tu belleza me toca.
y disfruto escaparme a tu mundo, cuando te quedas conmigo.
En cada respiro,  te siento cerca, muy cerca, cada vez más cerca. 
Como el mar de la arena, como la música del silencio.

En mis sueños te esperaba antes de conocerte,
como a la algarabía de la primavera en el otoño.
Como a la frescura de las lluvias en el desierto.
Ahora ya no vivo, sino respiro de tus besos.

Mi otra mitad




Llegaste a mis orillas cuando estaba dormido,
llegaste y me di cuenta que eras lo que había soñado.

Llegaste con la brisa, a esparcir tu aroma de primavera,
ahora te respiro y existo, ahora te amo y vivo.

Eres la princesa que vino a darle color a mi historia,
cuando todo era gris, tu renaciste mi sonrisa.

Te veo y vuelvo a enamorarme,
aún no dejo de temblar de emoción, cuando corres a abrazarme.

Atrapaste  mis latidos inundando mis canciones y mis versos.
Con el sol de tu voz iluminas mis silencios.

Amo tu sonrisa niña que me invita insistente a un beso.
Amo perderme en el océano de tus ojos y parar el tiempo.

Quiero ser el que abrigue tu mundo como el sol a la tierra,
quien derrita tus miedos, quien sostenga tu brazo para que no caigas.

Mientras lluevan tus besos como estrellas fugaces
estaré perdido en tus brazos, buscando llenarte de amor a cada instante. 

Te amo y quiero amarte una eternidad
en la paz y en la guerra, en la calma y en la tempestad.

Quiero que seas la protagonista de mi historia,
la que siempre llene mis días con su locura y con su ternura.
Mi complemento, mi otra mitad, quien completa mis sueños.
Eres el regalo perfecto que Dios mandó a mi mundo...

Mi corazón es tuyo, como el sol de la tierra, como el mar de la arena,
déjame tomar tu mano bajo la penumbra, cada vez que la tarde visite tu silueta.

Déjame abrazarte hasta que nos envuelva el cielo 
y ser uno contigo, en un segundo y en un instante infinito.

Te amo.




Te Amo Bebé


Hola Princesa

Hoy quiero confesarte
aunque las palabras no me alcancen:

Que desde que llegaste a mí,
soy el hombre más feliz.

Tú llenas a diario mi historia
con la luz de tu sonrisa.

Me atrapas en tus brazos y soy libre
me pierdo en tu mirada y descubro que el amor existe.

Eres el regalo más bello
que me ha dado el cielo.
En ti encuentro que respiro
que vivo, que resucito...

Te abrazo y mi corazón se acelera
quiero amarte, sin miedo, sin prisa, con todas mis fuerzas

Quiero ser tuyo en un beso
en una canción, en un latido infinito.

Déjame amarte mil años, y en silencio mil años más
que todo el mundo sepa que te amo y que te voy a amar una eternidad.

Porque aunque yo ya no esté, mis huellas 
estarán por siempre junto a las tuyas.

Cariño, mi tesoro, mi vida,
Mi cielo, mi amor, mi chiquita.

Eres mi universo y yo  sin ti nada sería, 
Eres la luz que ilumina mis días... 

Eres mi sueño hecho realidad,
la niña con la aprendí a amar.

Hermosa e intensa como la luna llena.
Son tus besos como el chocolate, como la fruta fresca.

Sólo tú me inspiras poesía
musa de mi versos y de mi sonrisa.

Te amo.
Te amo. Te amo.

En silencio 
y en un millón de versos.

En la luz,  en la oscuridad
En la calma, en la tempestad.

Tesoro de mi corazón
Mi cielo, mi primavera, mi canción.

Quiero curarte siempre las heridas
Y cuidar tus sueños, tus alas de princesa.

Quiero que  sepas que si  te celo es por que te amo y no quiero perderte jamás
solo quiero un mundo contigo, tú eres mi felicidad.

Toma mi mano, vuela conmigo 
y quédate por siempre a mi lado.

Te Amo Bebé...