Suspiro

  

Ah suspiro largo... que te vas al infinito.
Eco fugitivo, de mis latidos desesperados.
Traductor de mis palabras al idioma del viento.
Pedazo de mi voz que quiebra este silencio.
Silencio de melancolía y de un amor en pedazos.

Hoy la penumbra gime, sola, en mi horizonte.
Y otra vez  se me sale el corazón  por los labios.

Historias de un ayer que no se olvida,
escritas para siempre  en los pergaminos del alma.

Minutos que se fueron. Momentos que dejaron
mil pensamientos colgados y una soledad extraña.

Ganas de irse lejos y ocultarse estas  heridas,
Que sangran recuerdos,  negros,  con triste olor a pasado.


melancolía