Mi amada y yo


Con el pincel de su mirada y la pintura de su sonrisa
Mi amada pinta en mí  un retablo de latidos.
Y yo escarbo en sus recuerdos  tantos versos escondidos
con una pala de besos y dos barrenas de caricias.