Nostalgia


banco y mar
te extraño

Por la autopista de la noche,
asoma casi siempre  la nostalgia,
exhalando coqueta su aroma de pena,
impregnada, en el  humo raro, de su triste magia.

Y envuelta en su gris melancolía,
como sábana blanca de azul fantasma,
busca incansable a mis horas vacías,
para darme sin reparo, un beso y otro más sin ganas.

Y aplasta con su cuerpo ajado  mis latidos,
hasta asfixiar  la calma de mis ojos negros,
y despertar  rugiente un río confundido
de agua destilada de heridos recuerdos.