¡Soy tuyo!


¡Soy tuyo! lo grita  el  cielo en un relámpago.

¡Soy tuyo! gritan mis ojos… enteramente  tuyo.
Desde la tierra misma hasta mis pensamientos,
desde  mi voz hasta  mi silencio.

En ti lo tengo todo, todo, amada mía...

En ti  el sol aplaude la luz de tus pupilas…

Soy tuyo  con la misma brisa que roza tus cabellos.

 Amo tu fuego lento y abrigarte en tus inviernos…

Soy tuyo canta  el viento  con la música de la lluvia.

Soy tuyo gritan mis versos en la piel de la luna llena.

De norte a sur, de este a oeste y más allá del  infinito,
soy tuyo,  con esta piel y sus caminos.

Tuyo.