Tengo bajo mi almohada



Tengo bajo mi almohada todos los besos que no me diste,
tres  canciones sin cantar y mil  versos  sin consuelo.
En  los ojos  de la luna,  sigue terco  aquel eclipse.    
De las  nubes   de silencio:  hoy me   llueve desde  dentro.
Abril, es abril,  abril de melancolía. 
Y extraño aquellos   brazos que   amaban  mis locuras.
Y extraño aquella   risa que desenterraba la mía.
Despierto para buscarte, despierto y estás distante, ah como la luna...
¿Adónde   fue el amor que ayer   nos arrullaba?
¿Adónde aquella luz de fuego y poesía?
Aquí la soledad  me abraza  confianzuda. 
y mis  brazos se preguntan  si tal vez estás perdida. 
 ¿De dónde llegaste?  ¿de dónde caíste ángel canela?
A arrancarme de mí,  a enamorarme de ti,  
Me acostumbraste a tu miel y te llevaste la colmena.
Ja!  Ah amor de  magia,  tan irreal, tan fugaz,  tan sutil...
La  expresión de mi  guitarra,   se manchó   de la tristeza,
tras  mis ojos indecisos  que  rebuscan  tu sonrisa.
Me veo solo  sobre el mundo, solo en mi  azotea,
con el frío y con la lluvia, y tu cercana lejanía.

versos románticos  versos de amor  versos de melancolía  poemas románticos