Te quiero


Te quiero, aquí, donde canta el viento y el cielo nos toca.
Aquí,  frente  a  la luz profunda  de  tu  sonrisa.
Así como la lluvia besa la tierra y las semillas  germinan
así te amo,  y los  sueños, contigo,  encuentran vida.
Se van las horas,  mas  los instantes compartidos,  se quedan.
El mismo espejo azul donde nuestros ojos,  a veces,  se tocan
cuando  la penumbra, sonríe,  nos mira,
y yo solo te amo como ama el sol las azucenas.
Huye el silencio a las ramas  del otoño.
Y a lo lejos la melancolía  gime tras los árboles viejos.
Solo, abandonado, agonizaba entre las cruces del olvido
y  llegó  tu aliento y  llegó tu luz  y llegó   tu abrazo.
Te quiero, aquí, donde nada es más fuerte que el eco de un beso.
Aquí, en silencio de labios,  perdido en tus ojos.
Cómo amo tu boca y abrazarte hasta los huesos más profundos.
Contigo, he ganado la guerra al sopor de los otoños.
Mientras la brisa enarbole sus alas  viajeras
y me bese la luna con tus labios perfectos...
Voy a  amarte sin miedo   todas las horas, toda la vida.

Voy a  ser uno  contigo, dormido y despierto.


Foto: Doug Robichaud