Déjame encontrarte

dejame amarte

Abrazado a mi luna pensativa
recorro, a veces la piel del infinito,
buscando entre tus  orillas
el abrazo que aún no nos dimos.

No quiero diamantes en mis manos.
Tan solo busco sentir esa luz tuya en mis penumbras
y ver tu silueta  entre mis  versos  
  besando el silencio  de mi esperanza

No me escondas  tu mirada
no me niegues la miel de  tu sonrisa.
Déjame encontrarte perdida
en el bosque de mis brazos toda la vida.