Poemas para decir te extraño:

Susurros y silencio


Te extraño,  como las aves a  la primavera.
En ti nacía: la flor de mis versos, el jardín de mis sueños.
En tus labios se desdibujaban la penumbra y la luna
y  la brisa amaba el poema oscuro de tu pelo.
Así, arrimada a mi pecho, como una estatua sonriente estabas.
El sol te miraba y en tus ojos pintaba la siguiente mañana.
Incendio de sal en las olas de un beso.
Laberinto de piel, torcedumbre de leño y llama.
Pareciera a veces que oigo tus pasos y estás tan lejana.
Pulsera azul, canción de amor, exuberancia de limonero
donde eran héroes mis principescos sueños
y  fundía mis palabras en un horno de  susurros y silencio.



Te pienso



Recostado en la hamaca de la tarde te pienso.
Allí donde el cielo se quiebra y  sin pensarlo se escapa  el viento.
Mi silencio sonríe, piloteando algunos sueños envejecidos.
Pienso, mientras  deslizo algunas líneas obscuras   en  la ropa del tiempo.
Es mortal esta guerra de jazmín destronado.
Ah…dueña del mundo de mis besos inéditos.
Acostado te pienso y estás tan lejana
como el sol de Neptuno, como la  flor  del otoño.
La  ansiedad de la luna llega hasta  el cáliz de las orquídeas
y  acorrala mi alma cuando mis horas te piensan.
Llora  la noche  envuelta en  su bufanda de pena
y extraña  tocar con mis dedos tu  puerta.