Pasión


Ah velero infinito, suaves velas, casco veraniego…
Navegas deslumbrante  en tu mar desbordado, acercándote en silencio...
Mis dedos buzos en ti  sumergen
caricias suaves, escurridizas, despertando la marea, el viento.
Viajaremos  lejos, remaremos juntos, tú y yo,  estas olas
y en su vaivén nos amaremos lento, recio, desmedidamente.
La noche no podrá apagar  la luz de nuestra costa.
Para no morirnos  nos ahogaremos juntos, siempre.
Serás  quien me contenga, en la proa en un beso
y en la popa: derretido  al sol de tus ganas
te navegaré  incansablemente e imperfectamente
como la lluvia a las yerbas sedientas.
Barca de piel en llama, seguiré a tu paso
las burbujas, tu sed, tus estelas indecisas.
En la misma cubierta, en los mismos ojos
donde te amo siempre y me amas sin descanso.