Poema para el 14 de febrero: Tú me cambiaste la vida



Nena:
son tus ojos café mi luna llena
y tu sonrisa niña, mi colmena.

Amo ver tu cabello volar con la brisa
mientras persigo tu silueta,  como un niño a las mariposas.

Eres la expresión profunda de la primavera
y en ti, yo tengo la canción que a mi mundo llena.

Tú alientas mis latidos, con tus labios acróbatas,
con la danza fugaz de tus caricias perfectas.

Cada tarde, en tu voz yo tengo mi canción romántica
mi ritmo latino y mi sol de  playa mediterránea.

Tú me cambiaste la vida 
cuando llegaste a mi mundo a regalarme tu sonrisa.
Con un abrazo tuyo en el parque y la sonrisa de las estrellas,
le pedí al cielo, que fueras siempre mi compañera.

Como los arrecifes de Tulum, tu hermosura me atrapa
y disfruto dejarme llevar por las olas de tu mirada.

Quiero tenerte siempre cerca muy cerca, 
como el mar a la arena y como el sol a la tierra 

Quiero que sepas que cuando sople la tormenta, 
quiero ser ese abrazo que te abrigue el alma
y esa voz susurrante que te traiga la calma.

Y cuando lleguen los días grises de otoño
y las lluvias frías de invierno:
Mis brazos serán tu verano y tus besos mi primavera.

Te quiero y en ti yo tengo, mi regalo favorito:
La muñeca perfecta que ama y respira.

Quiero que sepas, que mi vida sólo  está completa, 
si a mi lado siempre van tus huellas.

Este 14 de febrero
y todos los días del año: 
TE AMO.